Cómo cambiar la rutina por pasión y generar un nuevo negocio

0 488

En el barrio de Martínez, a 22 kilómetros de la ciudad de Buenos Aires, y al límite con el Río de La Plata, María Pía Sanoner, se reencontró con su verdadera pasión. Animarse a soltar y apostar por su propio desarrollo -con una inversión inicial de $50 mil- le abrió las puertas al mundo.

Bajo la firma registrada Elsata, Sanoner se transformó en un caso de éxito al lograr, luego de casi una década de trabajo, colocar sus vajillas únicas y artesanales en ferias internacionales como la Exposición NY Now 2018, que se realiza dos veces al año y recibe la visita de alrededor de 35.000 profesionales del sector diseño, moda y accesorios de todo el mundo.

Similar cantidad de años se había desempeñado en multinacionales, pero al llegar el momento de formar su familia, María Pía, Licenciada en Comercialización, rechazó la “vorágine” y se animó a cambiar el rumbo de su vida: “con la llegada de mi primer hijo, Lorenzo, decidí volver a pintar y conectarme con ese mundo que siempre me apasionó, a los 2 años nace mi hija Renata, y comencé a dar clases de pintura sobre porcelana y cerámica”.

-¿Cuál fue tu motivación para emprender?

– Una vez escolarizados mis dos hijos me puse como objetivo armar mi proyecto de Elsata, dedicándole las 8 horas que ellos se encontraban en el colegio; en el año 2011 fui a Puro Diseño y fue un éxito, allí decidí ser proveedora, a los meses comencé a participar en ExpoCafira, ahora voy 2 veces al año. Esa fue la plataforma real de mi negocio y desde ese momento nunca más paré, siempre fue creciendo y evolucionando. Siempre conté con los consejos de mi marido que es empresario y con mis instintos, más allá de que soy Licenciada en Comercialización, siempre tuve claro qué era lo que me movilizaba, la felicidad que me daba trabajar y crear todos los días la vajilla, pintarlas, pensarlas.

Me llena el alma hasta el día de hoy escuchar los suspiros de la gente cuando ve mi vajilla, y para mí eso es tarea cumplida.

-¿Cómo equilibraste el trabajo y la familia?

-La clave de poder llevar adelante un hogar con 2 hijos y el taller fue estar bien organizada: trabajamos de 8 a 16 horas, me enfoco esas 8 horas a full en mi trabajo, tengo que ser eficiente porque una vez que me voy y busco a mis hijos ya no me conecto más a nivel laboral hasta el otro día, hago como un apagón y me dedico a mi familia.

-¿Cómo se fue desarrollando el negocio?

-Nuestro segmento siempre fue ABC1, comencé con una inversión de $50.000, al principio fue un desborde porque vendíamos y no dábamos abasto con las entregas, pasábamos de 30, 60 a 90 días, pero nuestros clientes comenzaron a entender que los productos tienen un proceso totalmente manual, artesanal además de hacer la cerámica, tiempos de secado, horneadas, esmaltados y pintura. Luego comenzamos a estabilizarnos, a ser más productivos, más competitivos, mejorar nuestra calidad y ser diferentes al resto porque realmente las vajillas son exclusivas.

-¿Buscaste exportar o surgió?

– Hace 8 años que voy a NY Now a ver tendencias de deco y a otras exposiciones en otros países, y en febrero de este año le propuse a mi equipo ir a la cura, considerábamos que estábamos a la altura de cualquier producto y marca internacional; era un desafío pero para tomar ese compromiso quería que todos empujáramos para el mismo lado ya que en caso de entrar era una gran inversión. Nos presentamos y la devolución fue inmediata con felicitaciones. Estuvimos en el área de Tabletop, fué una gran experiencia.

– Es un producto delicado ¿es complejo enviarlos afuera?

– En nuestro caso nos encontramos con varios elementos a tener en cuenta en el momento de exportar, la vajilla es muy frágil y pesada, por lo cual tirábamos las cajas a una altura de 1 metro para ver si se rompían los objetos que estaban adentro. Aunque estamos acostumbrados a embalar la mercadería que va a todo nuestro país en el caso de la exportación fue aún más asegurada.

– ¿Enfrentaron barreras burocráticas?

-Realizamos exportaciones por 2 vías una por Exportar Simple –plataforma que funciona bajo la órbita del Ministerio de Producción y Trabajo-  y otra directa por medio de un despachante de aduanas, para poder comprender los circuitos de pago y analizar los costos de cada courrier que usábamos. Tanto desde Exportar Simple como algunos bancos nos ayudaron a realizar el papeleo, nos dieron seminarios, y nos contuvieron.

-¿Qué falta para agilizar ese circuito?

– Creo que hay mucho por hacer para impulsar a las Pymes a exportar, principalmente financieramente, reglas claras con las leyes, porque se requiere un gran esfuerzo todavía.

-¿Qué expectativas tenés para el corto plazo?

-Actualmente estamos cerrando convenios con empresas de Estados Unidos que quieren nuestros productos, y se están abriendo las puertas de Francia, Paraguay y Uruguay. Nos hemos propuesto, a partir de esta experiencia en NY, ir a una exposición internacional por año para seguir abriendo mercados y que nuestro arte llegue a todo el mundo.

Expo Cafira

Es la principal Exposición Internacional de fabricantes e importadores de artículos de decoración, regalos y afines de nuestro país. Participan en ella más de 130 empresas líderes, todas destacadas por la excelencia y la calidad de realización de sus productos. Los mismos son presentados a comerciantes y profesionales relacionados con los sectores de diseño, iluminación, decoración, muebles, ambientación, etc.

 

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Facebook
Twitter
LinkedIn
Instagram