Manuel Mantilla. “Argentina necesita perfilarse al mundo y la industria automotriz es clave”

0 291

Mientras aguarda autorización para que vuelva a operar la fábrica Juan Manuel Fangio, el argentino que asumió -hace exactamente un año- la dirección de la filial local de Mercedes-Benz, analizó la realidad de la industria automotriz en un contexto crítico. “Se veía una recuperación para 2020 pero la pandemia puso todo en pausa”, señaló Manuel Mantilla, Presidente de Mercedes-Benz Argentina.

Mantilla se refirió a la crisis en la industria producto de la recesión que dejó el 2019 y el parate que provocó la pandemia por el coronavirus a nivel global, en un contacto exclusivo con “Motores en Movimiento”, la columna sobre industria automotriz que realiza Pablo Schillaci, todos los miércoles, en Vamos que Venimos, el magazine radial de negocios y empresas.

El directivo empresario contó que dedican muchas horas de trabajo para coordinar el primer día, una vez que se reactive la actividad. Hemos llegado a tener un mercado de 900.000, casi un millón, 400 mil era preocupante y 220 mil ya es un desastre“, dijo Mantilla pero se mostró optimista respecto al rol del sector automotriz para recuperarse y generar divisas para el país.

...un mercado de 400.000 era preocupante, y de 220.000 ya es un desastre

 

-¿Cómo asumiste desde tu rol de presidente esta situación inédita? Es un desafío de suma envergadura

-Asumí hace un año como presidente de Mercedes y con un desafío enorme, el coronavirus, que sorprendió a todo el mundo, nos puso en una dinámica de trabajo distinta, nos puso a priorizar distintos temas afectando a las empresas; hoy las prioridades son otras, la realidad de la dinámica es totalmente nueva y Mercedes-Benz, por supuesto no está ajeno.

– Desde ese lugar ¿qué se pudo re planificar?

-Como decía, las prioridades son otras  tenemos nuestra planta en González Catán donde fabricamos la Sprínter, la línea de camiones y buses. Hace unas semanas tenemos la planta cerrada, los concesionarios cerrados. El sector está afectado a la cuarentena, sin embargo, tratamos de tener la  empresa en movimiento, con home office, el compromiso de todo el equipo sigue, unas 2.500 personas trabajan para Mercedes Benz Argentina, muchos de ellos desde la casa. El foco está en volver a producir que es lo que nos gusta, producir y vender, y dedicamos mucho tiempo también a pensar cómo va a ser ese primer día después de que se levante la restricción para el sector. El foco, para ese primer día, van a ser todas las medidas sanitarias y de seguridad que hemos desarrollado para ese momento, también todo esto en conjunto con SMATA, con el gremio, con quienes tenemos una excelente relación y trabajamos para proteger la salida del equipo de Mercedes.

– Otras empresas han podido volver a la actividad ¿Cuál es la situación de la Planta Juan Manuel Fangio?

Estamos súper ansiosos, con ganas de arrancar ya con todos los protocolos de seguridad e higiene en orden y aprobados y en esto miramos por supuesto lo que necesita Argentina, pero tomamos también de la experiencia de nuestras plantas en Alemania, China y también en España donde ya arrancaron; tenemos experiencia de las cosas que funcionan allá.

El 2020 había empezado difícil pero se veía una recuperación; con la pandemia se puso todo en pausa

Manuel Mantilla Presidente de Mercedes-Benz Argentina

Nuestra planta es mayormente exportadora, donde nuestro mercado principal es Brasil, nuestra marca es en Latinoamérica, con lo cual dentro de la excepción que se permite para el sector industrial donde está la empresa con foco exportador, podría arrancar. Iniciamos los tramites también con el resto de los integrantes de ADEFA, con las otras marcas, para arrancar encuadrados dentro de esta excepción, pero es un tema complejo, delicado, porque está involucrada la salud de la gente y es la prioridad, con lo cual, nuestra empresa está a total disposición de las autoridades en muy buen dialogo para que cuando arranquemos sea con las condiciones necesarias.

-En el mundo, la pandemia ha llevado a que la comercialización de unidades 0 Km cayera hasta 50 por ciento ¿Cómo imaginas el escenario futuro para los vehículos comerciales y transporte pesado en nuestro país?

En nuestro caso la caída fue de un 30%, pero también la recuperación fue rápida. Hablaba con China hace un rato y venía a niveles de venta, te diría normales. Cada economía tiene sus complejidades quizá más allá del corona, en el caso de la Argentina, nosotros veníamos de una recesión en el 2019, el 2020 había empezado difícil pero se veía una recuperación, pero con el tema de la pandemia se puso todo en pausa. El 2020 va a ser un año muy muy difícil, un mercado de 220, 250 mil unidades es un muy muy bajo. Si recordamos hemos llegado a tener un mercado de 900.000, casi un millón, un mercado de 400.000 era preocupante, y de 220.000 ya es un desastre, pero bueno es la realidad que nos toca vivir.

La Argentina más allá de la pandemia tiene un desafío de la economía muy importante. Creo que como sector automotriz, tenemos un rol muy importante con ADEFA, y parte de un trabajo que ya veníamos haciendo con el gremio y el Gobierno, de perfilar la industria automotriz argentina, para que justamente se pueda proyectar al mundo, y sea un generador de divisas tan necesario para nuestro país.

La situación puntual que hoy estamos viviendo en 2020 por corona y recesión, si bien ponen el foco en el corto plazo en otras urgencias, no nos sacan de nuestra discusión y nuestras preocupaciones justamente en el corto y mediano plazo. Justamente, Argentina necesita perfilarse al mundo y la industria automotriz claramente es una plataforma clave para nuestro país.

 

Argentina necesita perfilarse al mundo y la industria automotriz claramente es una plataforma clave para nuestro país.

-En este contexto ¿hay alguna manera que el 2020 termine aceptable en términos comerciales e industriales?

-Depende qué se entienda por aceptable, cuando uno está muy mal y pasa a un poco mejor, sigue siendo mal, no creo que tenga ninguna chance que sea un año aceptable por los distintos factores que veníamos comentando, va a ser un año de ajuste, va a ser un año de buscar eficiencias, y del mediano y largo plazo, pero no creo que sea aceptable, sino todo lo contrario.

-¿Y cuáles son las expectativas para el mercado de los premium?

-Nosotros lideramos ese segmento, terminamos el 2019 en primera posición. Este año arrancamos, pero con el mismo golpe de volumen que el resto de la industria, digamos, no está exceptuado de la situación, uno podría pensar que en una crisis los autos premium caen todavía más, pero en las crisis también hay gente que le gusta darse un gusto y si tienen los recursos lo hacen, pero no más allá de eso, también el sector está afectado en la misma cuantía que el resto de la industria.

-¿Qué acciones están realizando desde atención al cliente y soporte?

-Nuestra red de concesionarios y de otras marcas está cerrada, pero en nuestro caso tenemos un rol social muy importante, las ambulancias, la gran mayoría son Sprinter hechas en la Argentina, la logística de alimentos se hace en gran medida con camiones Mercedes, tenemos un rol en lo que se llama servicios esenciales importante y ahí nuestro rol es acompañar,  justamente, asegurar que eso suceda, a través de la disponibilidad de repuestos y en los casos en que sea necesario los talleres nuestros pueden abrir para atender a los clientes de las unidades que necesiten servicio y que estén abocados a esos servicios esenciales. La operación comercial y la venta sucede de manera no presencial, en los vehículos comerciales porque la relación con los clientes es muy presencial. Estamos hace casi 70 años en Argentina, estamos en un vínculo muy fuerte con la flota de vehículos comerciales con lo cual eso sigue avanzando, por supuesto, dentro de un contexto recesivo el vínculo no se pierde y continuaran las ventas cuando podamos finalmente abrir los concesionarios. Hoy el foco está en asegurar la movilidad de los vehículos abocados a los servicios esenciales. 

-En estos momentos de home-office y trabajo remoto, ¿el vínculo con el transportista empezó a mutar o sigue dependiendo del contacto mano a mano?

-En el caso de los vehículos comerciales el tema on line claramente agiliza procesos y lo operativo y procesos de información, pero el contacto cara a cara sigue siendo lo más importante, esa confianza que uno tiene cuando mira a los ojos a otro, y se establece ese vínculo personal es indiscutible, y por el tipo de cliente y de seguimiento, Mercedes trabaja eso y va a seguir siendo así. El foco de Mercedes siempre fue y lo seguirá siendo entender al cliente y justamente desde ese contacto continuo muy personal.

-Recientemente se ha confirmado que con Volvo Trucks estarán desarrollando camiones propulsados por celdas de hidrógeno. ¿Las consecuencias que dejará la pandemia permitirán mantener los tiempos e inversiones de desarrollo de estos proyectos?

-Sí, para Daimler algo que durante el golpe que tuvimos por el efecto corona, que fue muy fuerte, pero claramente uno de los temas que se decidió preservar, no tocar, e inclusive mantener e incrementar fue las inversiones que están relacionadas con la reducción de emisiones –CO2-, es un tema clave y estratégico para la empresa donde el objetivo es tener disponible, todo nuestro producto de portfolio de autos, camiones, Vans  y buses con motores de combustión alternativa que requiere una inversión considerable, es uno de los temas específicos que se decidió no recortar y seguir incentivando.

el foco de Mercedes-Benz, en lo que son vehículos comerciales, está puesto en la electrificación a nivel mundial

La alianza con Volvo un poco habla de la gran cantidad de dinero que se necesita para hacer este desarrollo porque hay que entender que, en la industria automotriz, hay dos realidades que viven a la vez ¿no?  el motor de combustión tradicional, nafta o diésel, que va a tener sus años todavía y después la necesidad de desarrollar motorizaciones de combustión alternativa, y todo sucede en paralelo y los dos escenarios son extremadamente costoso, entonces a veces es necesario buscar socios, justamente para compartir estos costos de desarrollo.

-Hay una tendencia de utilizar GNC ¿Está dentro de las perspectivas incorporar esta tecnología de propulsión?

-No, el foco de Mercedes, en lo que son vehículos comerciales, está más puesto en la electrificación a nivel mundial, no veo un desarrollo especifico, en Argentina. Justamente por lo que comentaba antes que se necesitan grandes inversiones y grandes volúmenes para poder justificarlas, pero también el mundo necesita que el país acompañe en términos de infraestructura y en un modelo de transporte que acompañe esta motorización, es un juego de a dos.

¿Qué te gustaría poder celebrar al cierre de este año?

Me gustaría celebrar que tuvimos un arranque exitoso de la producción, que las medidas de seguridad, sanidad y sanitarias que tomamos fueron las apropiadas; que volvimos a terminar Nº1 en los segmentos en los que competimos como ya hace muchos años y que miramos hacia el 2021 con optimismo y razones sólidas para creer que va a ser un buen año.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Facebook
Twitter
LinkedIn
Instagram