Natalia Porcel, mamá 4.0: “Disfruto tanto de mi trabajo como de ser madre”

0 581

En un pasado no muy, muy lejano, las mujeres que comenzaban sus vidas como madres debían abandonar sus carreras laborales o, al menos, replantearse ese camino. Por suerte, tecnología mediante y algunos cambios de mentalidad, eso ya no sucede. Ahora, con las posibilidades de nuevas herramientas, el trabajo remoto como modalidad se volvió una opción frecuente e interesante para estas profesionales.

La proliferación de webs dedicadas al mundo freelance, respalda esta postura. En Workana, por ejemplo, el 47% de los profesionales independientes son mujeres que encuentran en esa plataforma el espacio para combinar su profesión con las actividades cotidianas. De esa forma pueden desarrollar tareas priorizando lo intelectual por sobre lo presencial y, en consecuencia, equilibrar la cantidad y calidad de tiempo dedicado a la vida laboral y personal.

En esta nueva entrega de la serie #MamáFreelance, donde entrevistamos a mujeres que encontraron en el trabajo independiente online la posibilidad de combinar su maternidad con la profesión, Newsbiz dialogó con Natalia Porcel, quien desde 2013 ofrece tareas de redacción y traducción de contenidos de manera remota. El éxito alcanzado, además, hizo que desde 2017 también sumara servicios de marketing digital. Todo eso, sin descuidar su vida personal, por supuesto.

¿Por qué decidiste trabajar de manera freelance?

Comencé con la búsqueda de un trabajo desde casa ni bien fui mamá, ya que no tenía en quien delegar el cuidado de mi hija y, además, la oferta de trabajo tradicional implicaba muchas horas de fuera de casa que no justificaban equitativamente el pago de una niñera. Por eso empecé a investigar hasta que descubrí esta modalidad de trabajo y, de inmediato, me capacité para emprender en varias áreas.

Lo único que se necesita para empezar es una computadora, Internet y, fundamentalmente, muchas ganas de romper estructuras.

Natalia Porcel

¿Qué ganaste o perdiste al incorporar esta modalidad?

Son mucho más los pro que los contra. Principalmente, se gana en calidad de vida. Puedo disfrutar de muchas actividades que son necesarias para el desarrollo humano, no sólo el vinculo familiar sino también disponer de mis tiempos tanto para el aspecto espiritual, formativo (me falta muy poco para recibirme de técnica superior en bibliotecología), esparcimiento y deporte (además, soy instructora de zumba). Lo negativo, en tanto, creo que se relaciona con la falta de vacaciones pagas, la estabilidad y cierto doble trabajo para captar nuevos clientes de manera constante.

Parece ideal también, para estos tiempos difíciles…

Sin duda es una gran opción para hacer frente a la crisis económica del país ya que brinda la posibilidad de trabajar con clientes de otros países, recibiendo el pago en dólares. Además, si bien es negociable, el precio por mi trabajo lo pongo yo, sin tener que soportar jefes que me apuran o gritan. Tampoco tengo gastos para viajar, ni debo madrugar. Por el contrario, elijo los tiempos y me organizo para cumplir con los plazos. Claro que todo esto requiere de cierta disciplina.

¿En qué te beneficia para combinar profesión con maternidad?

Son dos cuestiones absolutamente compatibles. Disponer de mis tiempos implica que puedo acompañar a mi hija en su trayectoria escolar y disfrutar de paseos o juegos con ella, además de una organización familiar más armoniosa ya que no estamos a las corridas o en los niveles de estrés del ciudadano promedio. Se puede decir que disfruto tanto de mi trabajo, como de ser madre.

¿Cómo debería comenzar una mujer que quiera adoptar esta modalidad?

Cualquier mujer que quiera emprender puede hacerlo. Todo se basa en la decisión y en tener un objetivo claro. Primero, debería buscar cuáles son sus puntos fuertes y qué conocimientos y habilidades tiene o está dispuesta a desarrollar. Después, hay que organizar un tiempo para enfocarse en la búsqueda de proyectos y clientes. En cuanto al resto, lo único que se necesita para empezar es una computadora, Internet y, fundamentalmente, muchas ganas de romper estructuras.

¿Cómo imaginas tu futuro laboral?

Sinceramente, no me veo con un trabajo tradicional. Incluso, cuando me reciba de bibliotecaria pienso seguir trabajando de manera remota, a través de bibliotecas virtuales. Por eso continúo capacitándome en varias áreas tecnológicas, ya que sin dudas este es el trabajo del futuro.

 

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Facebook
Twitter
LinkedIn
Instagram