Transformación digital, mucho más que incorporar tecnología

0 101

La Asociación Argentina de Logística Empresaria (ARLOG) llevó a cabo su octavo desayuno del año, a través de la plataforma Zoom y en simultáneo por YouTube. Cerca de 200 personas fueron parte del encuentro virtual, que abordó las herramientas tecnológicas y cómo están modificando al sector. El webinar contó con la disertación de Augusto Hachquetalepo, gerente de Transformación Digital de SMS Buenos Aires; Sebastián Anapolsky, investigador, docente y especialista en desarrollo urbano, movilidad y transporte de la Universidad Nacional de San Martín, y Martín López Ramos, gerente de Tecnología de Pointer.

Hachquetalepo se refirió a la transformación digital como un proceso de cambio cultural, tecnológico y de modelo de negocios que mejora los costos, la eficiencia y requiere de nuevas habilidades para lograr lo deseado. Enumeró las claves para una transformación digital exitosa: definir un objetivo y establecer un seguimiento; pensar la adopción de las nuevas soluciones en las primeras etapas posibles de desarrollo, y establecer expectativas claras y entrenar nuevos ecosistemas de talento. En cuanto a la experiencia del cliente es necesario: identificar los puntos de contacto con el cliente, tener en cuenta que la tecnología lo conecta todo, estar atento a los datos y saber que la cultura del cliente está en primer lugar.

El gerente de SMS Buenos Aires comentó que el eCommerce es mucho más que comprar por internet. “Hay un sitio web, un market place, un método de pago, un método de envió, un sistema contable, etc.”, afirmó. También expresó que las soluciones digitales están integradas por más de un habilitador tecnológico. “Cada una depende de otra para cumplir su objetivo. Por ejemplo: inteligencia artificial, automatización robótica de procesos, eCommerce, internet de las cosas, diseño UX y data analytics”. En este sentido, comentó que el data analytics permite identificar las necesidades del negocio, la rentabilidad de los productos y clientes, y así optimizar la fuerza de venta, estimar previsiones de producción, e identificar y anticiparse a los riesgos.

Nuevas fuentes de información

Luego fue el turno de Anapolsky, quién expuso sobre la alfabetización de datos y las nuevas fuentes de información. La alfabetización de datos se usa en inteligencia artificial y aprendizaje automático. Se trata de tener mayor disponibilidad de datos y nuevas herramientas para explotarlos e interpretarlos. Indicó que en transporte sirve para conocer la demanda de viajes reales. Añadió que precisamente, “desde la UNSAM, estamos armando un posgrado en técnicas de análisis de datos del transporte”.

El experto precisó que las ventajas de las nuevas fuentes de información son varias. Que los datos son dinámicos, de bajo costo, con gran cantidad de información disponible, menor desagregación. Además, sostuvo que los nuevos modelos de negocios requieren del relevamiento y uso de datos masivos. En cuanto a las desventajas, mencionó que los datos fueron recolectados para otro propósito, que las poblaciones de análisis pueden ser diferentes y que no hay control sobre su recolección.

A continuación, describió cuáles son las fuentes de nuevos datos:

  • Registros administrativos: tarjetas electrónicas de pago de boletos, verificaciones vehiculares, registro de uso de bicicletas públicas, origen y destino de viajes y condición de los vehículos.
  • Crowd Source Data: la información que proveen los usuarios de manera espontánea, los comentarios sobre transporte en redes sociales, eventos en Waze, que ofrecen información cualitativa de percepción sobre el transporte, cortes y eventos.
  • Aplicaciones en telefonía celular: registro de antenas, aplicaciones de ruteo y de georreferenciación (Google Maps, Strava, etc.), que brindan el movimiento, velocidad y duración de estadías.
  • Sensores: de peajes, cámaras en vía pública, detectores de velocidad, para medir la situación del tránsito en tiempo real.

A modo de conclusión señaló que Big Data no es siempre Good Data. “Es importante tener en consideración los sesgos algorítmicos. No desestimar los métodos tradicionales de recolección de información sino pensar cómo conviven lo métodos tradicionales con los nuevos paradigmas. Cada vez es más importante incorporar los nuevos conocimientos necesarios para tomar decisiones con datos”, alegó.

Herramientas y nuevas tecnologías

Por último, López Ramos se refirió a las implementaciones tecnológicas basadas en telemetría que garantizan la ejecución de operaciones logísticas de forma segura y eficiente, y minimizando el contacto entre personas. Ramos aseveró que “el proceso de transformación digital es aplicable en todo tipo de empresas y operaciones”.

El gerente de tecnología de Pointer describió tres casos en los que, según dijo, lograron mayor productividad, seguridad, ahorro de costos, una trazabilidad completa de la mercadería, y en muchos casos también conocer el estado de las cargas, tanto en transporte como en depósito. Distintos problemas con la misma solución digital.

Primero explicó el caso de una empresa de cítricos que, mediante dispositivos telemétricos, logró ver de forma remota la cantidad de litros de cada pulverizadora, el recorrido que hizo en un mapa y la cantidad de litros restantes, sin necesidad de enviar una persona al lugar. Luego mencionó el caso de una empresa cordobesa en la que un supervisor debía medir y monitorear el progreso de la obra pública. Con el mismo dispositivo telemétrico, recibe dos indicadores que le permiten medir ese progreso. El tercer caso se trató de una compañía que debía reducir el gasto en combustible. Mediante el GPS en camiones, información telemétrica y algunos indicadores adicionales lo consiguió.

“En este año tan particular debimos proveer infraestructura tecnológica para que la gente pueda trabajar a distancia, repensar la operación logística y minimizar el contacto humano, y se generó oportunidad en la última milla gracias al eCommerce”, reflexionó López Ramos. Añadió que “la parte más difícil de la transformación digital es la transformación cultural. Toda esta tecnología se aplica para maximizar la eficiencia, digitalizando los procesos, logrando ahorro de costos, reduciendo el impacto ambiental, protegiendo la cadena de suministro, para tomar decisiones, mejorar la productividad y el servicio, simplificar y agilizar procesos”.

 

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Facebook
Twitter
LinkedIn
Instagram