¿Cómo se preparan las empresas para el regreso a la “nueva normalidad”?

0 131

La evaluación de riesgos aplicada a tópicos como gestión de la crisis, cadena de valor, liquidez, estrategia y marca (entre otros mencionables), conforma una base fundamental que la empresa deberá evaluar, y de la que dependerá en gran medida la continuidad de su negocio. En este marco, uno de los desafíos más críticos a resolver es la planificación y la gestión de la fuerza laboral.

Es de suma relevancia como instancia inicial contar con un Comité interno que permita gestionar los impactos relacionados a la pandemia, al mismo tiempo que pueda dar revisión a la efectividad de las acciones desarrolladas y permitir la definición y administración de planes de acción basados en escenarios posibles.

Proteger a los empleados en el ambiente laboral es un tema prioritario y por ello es clave que las organizaciones adopten las medidas adecuadas en materia de salud, higiene y seguridad para la vuelta al trabajo, diseñando una estrategia que incluya una evaluación de riesgo actualizada en función al contexto del Covid-19 y, como se ha mencionado, creando un comité que desarrolle y supervise el cumplimiento del plan para el regreso a la “nueva normalidad”. Esto también es extensivo a otras terceras partes, como proveedores, clientes y contratistas.

Evaluar cómo y cuándo regresar al trabajo es uno de los desafíos más críticos que las organizaciones necesitan resolver. Es un tema complejo que cuenta con varios interrogantes: ¿Cómo garantizar la salud y la seguridad de todos los trabajadores? ¿Qué grupos deben regresar y quiénes pueden continuar trabajando desde sus casas? ¿Cómo planificar el retorno gradual? ¿Qué aspectos se deben considerar en los protocolos de regreso al trabajo y cómo cumplirlos? ¿Qué requerimientos aplican a la compañía, en función de la actividad y locaciones? ¿Cómo evaluar su cumplimiento?

Para dar respuesta a estos interrogantes, se mencionan a continuación ciertos tópicos sobre los que las compañías deberán trabajar, formulando un plan de trabajo acorde al contexto de cada organización:

  • Conformación del Comité de Crisis.
  • Aislamiento de personas de riesgo.
  • Reorganización del lugar y del trabajo.
  • Control de acceso al establecimiento.
  • Distanciamiento preventivo.
  • Limpieza y desinfección de sectores.
  • Elementos de protección personal.
  • Tratamiento de casos.
  • Sistemas de climatización y renovación de aire.
  • Movilidad del personal.
  • Proveedores y contratistas.
  • Comunicación y concientización.
  • Auditoría del sistema.

Para abordar estos desafíos, resulta fundamental aplicar acciones planificadas basadas en el conocimiento del marco regulatorio aplicable (y sus actualizaciones), diseño de una estrategia de regreso gradual, desarrollo y aplicación de protocolos de trabajo, y el reporte con impacto de las medidas y resultados obtenidos.

Dentro de este marco, será estratégico contar con herramientas tecnológicas adecuadas y adaptadas a las necesidades de la organización, que funcionen como un soporte unificado para llevar adelante la estrategia definida, abarcando ejes clave como la gestión de riesgos, registros, seguimiento de casos, inspecciones y auditorías de cumplimiento de manera centralizada.

“En el contexto actual es muy importante que las empresas puedan tener una adecuada gestión de las acciones que realizan para proteger la salud de sus trabajadores y los controles efectuados. En este sentido, contar con una solución tecnológica que se adapte a los protocolos internos y que permita registrar diariamente la declaración de los colaboradores sobre su estado de salud, permitirá un manejo más efectivo de la información que se va generando”, afirma Diego Taich, managing director de Consultoría IT de PwC Argentina.

Asimismo, Marcelo Brandariz, socio de PwC Argentina a cargo de Laboral y Seguridad Social agrega, agregó que “proteger el bienestar físico y emocional de los trabajadores es primordial. Casi a diario surgen nuevos desafíos, cambios en el marco regulatorio respecto de medidas de seguridad e higiene y nuevas pautas de distanciamiento social y protección personal y laboral”.

Por último, Diego López, socio de PwC Argentina, puntualizó quela definición de una estrategia basada en el diseño de un plan consistente, protocolos de regreso al trabajo alineados a la normativa local, nacional e internacional y auditorías de cumplimiento; y la forma en que los líderes respondan frente a este marco, puede afectar tanto al bienestar de los trabajadores como a la recuperación del negocio y el posicionamiento competitivo de las organizaciones”.

 

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Facebook
Twitter
LinkedIn
Instagram