Concesionarios de Ford en alerta por el cierre de la planta en Brasil

0 494

El cambio de estrategia regional que planteó la automotriz norteamericana en Sudamérica abrió un gran signo de interrogación sobre el futuro de la comercialización y los servicios de postventa,  tanto en clientes como en concesionarios, ya que estiman que el stock alcanzará para mantenerse operativos hasta mediados de año. Quienes también venden camionetas, autos y unidades de transporte de pasajeros deberán hacer frente a una inteligente readecuación pero otros, que sólo había apostado el negocio de camiones, no contarán con esa alternativa.

El cierre de la planta de São Bernardo do Campo, tomó por sorpresa a los distribuidores de camiones del país que fueron comunicados en una reunión convocada en la sede de la terminal, en Pacheco, en la provincia de Buenos Aires, al mismo tiempo que la noticia comenzaba a circular en los medios, según contó un empresario a NewsBiz.

“Aunque el negocios viene difícil, el año comenzó con buenos números y teníamos expectativas”, añadió e hizo referencia al último informe de la Asociación de Concesionarios de Automotores de la República Argentina (ACARA) que distinguió al Ford Cargo 1723 como el camión más vendido aunque los patentamientos en general cayeron un 62,7%, en enero.

En el primer mes del año se vendieron 1.224 unidades lo que representa una fuerte baja frente a las 3.284 unidades patentadas en enero de 2018, pero la posición de Ford en el mercado –más del 21 por ciento- mantenía en alza las expectativas para remontar la venta en el transcurso de 2019.

Esta semana, Ford Motor informó que el cese de la producción de los modelos Cargo, F-4000 y F-350, junto con el Fiesta, se producirá este mismo año, y las ventas finalizarán una vez que se acaben los inventarios existentes.

En stock debe haber unas 1.800 unidades, lo que nos genera posibilidad de venta hasta mediados del año, ya que se venden cerca de 300 camiones por mes, en toda la red de concesionarios”, describió la fuente y anticipó que “este cambio impulsará una readecuación difícil, sobre todo para quienes sólo habían apostado al negocio de camiones”.

El fabricante, que registró pérdidas por US$678 millones en el último balance en Sudamérica, explicó que la decisión es fruto de la reestructuración global de la compañía y que se produce tras meses en busca de alternativas, “incluidas posibles alianzas y la venta de la operación”.

Además la empresa estimó un cargo de US$460 millones, entre unos 100 millones por “amortización y depreciación acelerada” y 360 millones destinados a pagos a empleados, concesionarios y proveedores, y explicó que las operaciones “habrían necesitado significantes inversiones de capital para cumplir las necesidades de mercado y aumentar los costes reguladores sin un camino viable a la rentabilidad”.

“Sabemos que esta acción tendrá un gran impacto en nuestros empleados en São Bernardo y trabajaremos de forma estrecha con los interesados clave sobre las próximas medidas”, afirmó el presidente de Ford Sudamérica, Lyle Watters.

Sabemos que esta acción tendrá un gran impacto en nuestros empleados en São Bernardo y trabajaremos de forma estrecha con los interesados clave sobre las próximas medidas

Lyle Watters Presidente de Ford Sudamérica

Y añadió que “Ford está comprometida en la región sudamericana con la edificación de una empresa sostenible y rentable con una oferta revitalizada de productos, una excelente experiencia para los clientes y un modelo de negocio más ajustado y ágil”. Por eso aseguró que continuarán trabajando junto a sus concesionarios y proveedores, para brindar “soporte integral a nuestros clientes en lo referido a garantía, partes y servicio”.

El cese de la producción en São Bernardo do Campo y el fin de la venta de camiones en Sudamérica se suma a otras medidas que apuntan a volver a la “rentabilidad sostenible” en la región.

En esa línea Ford ya había anunciado una reducción de los costos salariales en la región de más de un 20% y el cese de la producción del modelo Focus en Argentina, a raíz de la caída que sufrió el segmento de vehículos medianos en Argentina y Brasil.

Ahora, la compañía se enfocará en fortalecer el portafolio de productos con SUVs y pick ups, “de creciente preferencia entre los consumidores” y para eso ya puso en marcha una alianza con Volkswagen para desarrollar una pick up mediana.

 

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Facebook
Twitter
LinkedIn
Instagram