Ford Argentina visitó Greenfield Labs para repensar soluciones de movilidad

0 194

En el marco del CES y NAIAS, el equipo de Ford Argentina tuvo la oportunidad de recorrer uno de los tres centros de Investigación e Innovación de Ford a nivel global, ubicado en Palo Alto, California. Allí, se desarrollan soluciones que ayudan a repensar la movilidad de las comunidades con un enfoque centrado en el usuario. Este es uno de los tres centros de innovación con los que cuenta Ford, ubicándose los restantes en Dearborn, Michigan y Aachen, Alemania.

El primer acercamiento de Ford a Silicon Valley fue en 2012, cuando abrieron su primera oficina (Start Up Lab) de casi 300 m2 y con solo 8 empleados; luego de 3 años se transformó en el Palo Alto Research and Innovation Center, con aproximadamente 200 empleados y un espacio de 3000 m2: sus principales actividades incluían Investigación e Ingeniería Avanzada y Movilidad.

“Greenfield Labs se inauguró a fines de 2017, y se convirtió en uno de los centros de innovación de fabricantes de vehículos más grandes de la región, con 14.000 m2 de construcción y más de 250 empleados. Logramos entablar conversaciones con más de 1000 start-ups y creamos sinergias con alrededor de 80 de ellas, 75 “Venture Capitals”, universidades y proyectos locales” explicó Joseph Fodera, Gerente de Tecnologías Emergentes de Ford. “Nuestro objetivo de preservar y mejorar la vida de las personas, su economía y movilidad”.

Matthew Whitaker, Gerente del equipo de Ford X, explica que esta división comenzó hace un año, y es esencialmente una aceleradora para la construcción de empresas dentro del espacio de la movilidad y aprovechamiento de las oportunidades emergentes; busca comprender cómo las diferentes compañías coexistirán a futuro, creando soluciones con el ser humano como centro. “Tomamos pequeños equipos con buenas ideas y en estos 12 meses hemos desarrollado un portfolio de diferentes negocios, con miembros tanto de Ford como externos”, afirmó.

En octubre del año pasado se lanzó dentro del campus un proyecto con e-scooters: adquirieron los mismos y crearon una aplicación y la infraestructura para cargarlos y mantenerlos, aprendiendo en ese proceso la importancia de tener como aliados a otras instituciones.

Por dentro, las innovadoras instalaciones reflejan el espíritu colaborativo: oficinas abiertas y sin divisiones, mobiliario ergonómico y todo el complejo es pet friendly. Un lugar donde la labor diaria se realiza en un espacio distendido, desestructurado y amigable; todo con el objetivo de crear un lugar de trabajo más dinámico, flexible y eficiente.

Fuera de los edificios, Greenfield Labs cuenta con parking para autos con cargadores eléctricos, tanto para empleados como para visitantes. Y, además, hay un lugar exclusivo para bicicletas ya que a un par de kilómetros se encuentra la estación de trenes.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Facebook
Twitter
LinkedIn
Instagram