Global: uno de cada cuatro consumidores utiliza su smartphone para compras

0 94

En 2018 el 24% de los compradores utilizó con regularidad el celular para realizar sus compras, frente al 11% de 2014, mientras que el 49% sigue comprando con en tiendas físicas, ante el 36% que lo adquiría en 2014, según un estudio realizado por PwC. Lo que permite deducir es que, aunque el negocio digital está creciendo, no implica necesariamente que disminuya la venta en tiendas físicas.

“Los retailers digitales están generando nuevas formas de mejorar la experiencia de los clientes en sus tiendas físicas a través de su expertise con el manejo de datos de clientes y su afinidad a la tecnología, dado que la venta física sigue representando el 85% del comercio en el mundo, al tiempo que el negocio digital continúa creciendo”, sostiene Andrés Suárez, socio de PwC Argentina líder de la industria de Retail y Consumo masivo.

Estos datos demuestran que los minoristas de todos los niveles pueden prosperar, ya que el comercio electrónico todavía representa menos del 15% del comercio global.

La última encuesta de Global Consumer Insights de PwC reveló que el 59 % de los encuestados compraron en Amazon o Alibaba, pero solo el 4 % de las ventas minoristas totales pasan por dichas plataformas. El número de compradores que visitan una tienda física al menos una vez por semana cayó del 42 % en 2013 al 36 % en 2015, pero desde entonces viene recuperándose y alcanzó el 44% en la encuesta de este año.

Los retailers digitales están aplicado su impronta en los locales físicos a través de algunas ideas innovadoras:

  • Tiendas libres de interferencias: centradas en la experiencia del usuario y en el camino que recorren hasta llegar al sitio web. Los potenciales consumidores pueden distraerse con mucha facilidad cuando realizan compras online: una notificación de un mail en la bandeja de entrada o un like en una red social puede conseguir que abandonen la página y olviden sus compras.
  • Uso de datos para la “customizacion”: retailers digitales tienen un enfoque data-centric desde su concepción, lo que les permite ser más efectivos en la predicción de las necesidades y deseos de los clientes que sus competidores tradicionales. 
  • Hacer las compras divertidas: la personalización puede convertir las compras en una experiencia que los clientes deseen tener. Por ejemplo, un local de moda de Nueva York colocó espejos interactivos que permiten a sus clientes escoger un color o talle diferente con solo unos toques y también regular las luces del probador para ajustarlas a la del entorno en el que lucirán las prendas.
  • Optimización de la exposición de productos: tradicionalmente, los retailers miden su éxito en función de las ventas por metro cuadrado y basado en ello muchas cadenas tuvieron que cerrar sus puertas. Hoy, los consumidores no dependen de las tiendas físicas para acceder a los productos, por lo que esta fórmula de rentabilidad quedó desfasada.

“Los datos y la tecnología son conectores esenciales que permiten crear experiencias atractivas en los locales comerciales. Los ‘retailers’ nativos digitales utilizan estas herramientas en beneficio de sus clientes y las tiendas tradicionales deberán seguir ese camino para no quedar rezagadas”, finaliza Andrés Suárez.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Facebook
Twitter
LinkedIn
Instagram