Gremios del transporte toman la posta en la lucha contra el cambio climático

0 290

El calentamiento global costará 80 millones de puestos de trabajo en 2030 según un informe de la Organización Internacional del Trabajo y los países más pobres serán los más afectados. Para comenzar a trabajar sobre esta problemática, el Centro de Patrones y Oficiales Fluviales, de Pesca y de Cabotaje Marítimo creó una Oficina de Acción Climática y ayer organizó un seminario informativo.

El estrés generado por el recalentamiento del planeta tiene relación con el calor que puede soportar el organismo sin sufrir una degradación fisiológica, producida generalmente a temperaturas superiores a 35°C, en condiciones de elevada humedad. “El exceso de calor en el ámbito laboral constituye un riesgo para la salud en el trabajo, al restringir las funciones y aptitudes físicas de los trabajadores y su capacidad de trabajo, y, en consecuencia, disminuirá la productividad”, describe el trabajo de la OIT y explica que en casos extremos puede provocar insolaciones, que podrían llegar a ser mortales.

Bajo la consigna “La Lucha contra cambio climático y el protagonismo del Movimiento Obrero Organizado” se desarrolló un seminario en la sede del Centro de Patrones y Oficiales Fluviales, de Pesca y de Cabotaje Marítimo de la Ciudad de Buenos Aires, que contó con la presencia de su Secretario General, Julio González Insfrán, Juan Carlos Schmid, titular de la Federación Marítima, Portuaria y de la Industria Naval de la República Argentina (Fempinra) y Carlos Ferreyra, director general de la Alianza Clima, Vida y Salud, entre más de un centeneras de dirigentes gremiales, trabajadores, y autoridades.

“Entendemos de vital importancia que el conjunto de la sociedad adquiera una visión clara de esta problemática mundial que afecta a los trabajadores entre otros sectores vulnerables de la sociedad”, sostuvo González Insfrán al dar inicio a la actividad.

Luego, Mariano Moreno, secretario Adjunto y responsable de la Oficina de Acción Climática repasó las acciones que ha iniciado el gremio, dimensionó las consecuencias del cambio climático en la salud de los trabajadores y llamó a generar “gobernanza” porque “las emisiones contaminantes ponen en riesgo el futuro inmediato del planeta“.En ese sentido Moreno contó que la entidad ha asumido como propios los lineamientos de la Organización de Naciones Unidas a través del Acuerdo de París 2015, la Agenda 2030, los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) y el concepto de Transición Energética Justa; así como también las Directrices de Políticas para una transición justa hacia economías y sociedades ambientalmente sostenibles para todos de la Organización Internacional del Trabajo. Generando conciencia y conocimiento para actuar en forma seria y protagónica ante los efectos destructivos del proceso de cambio climático.

“No se trata de frenar el desarrollo. El Cambio Climático nos desafía a superar barreras que jamás ha superado la especie humana”, señaló el Capitán Mariano Moreno al alentar a la transición hacia economías justas.

Desde el auditorio tomó la palabra, Juan Carlos Schmid, Secretario General de la Confederación Argentina de Trabajadores del Transporte (CATT) y del Sindicato de Dragado y Balizamiento para cuestionar que “estamos asentados en un matriz energética, productiva y consumo que ha dominado la historia de la humanidad, por eso la transición a economías justas tiene que ser múltiple”.

“El modo marítimo no es el que más contamina, pero sí tiene un componente que es muy perjudicial para la contaminación, el barco utiliza el combustible más barato que más ensucia, por eso allí hay un desafío”, reconoció Schmid.

El ex titular de la Confederación General del Trabajo (CGT) opinó que el cambio se va a dar de abajo hacia arriba “cuando realmente la humanidad tenga conciencia de que este es un camino sin retorno para la vida del planeta, esa presión forzará a la comunidad internacional a generar los cambios”.

Luego, Moreno, insistió con el protagonismo del movimiento obrero que “debe ubicarse a la vanguardia de esta lucha, quizá La Ultima Revolución Social a la cual la Humanidad. Y repasó que la problemática se relaciona directamente con la evolución de las tecnologías, la adecuación en tiempo y forma de mujeres y hombres y su fuerza laboral y la necesidad imperiosa de proteger los recursos naturales, la biodiversidad y el planeta en su conjunto “siendo parte fundamental del proceso de Desarrollo Social, Económico y Cultural que esta problemática trae aparejada en esta lucha”.

Al cierre, González Insfrán, invitó a comprometerse con acciones que contribuyan a construir políticas de acción contra los efectos del cambio climático y señaló que “acompañando el proceso estratégico de eficientización del transporte fluvial regional, paralelamente, Argentina debería asumir un serio desafío: re-pensar la matriz de transporte de cabotaje en la zona de influencia de la Hidrovía”.

En esa línea recordó que el Centro de Patrones desarrolló un proyecto de remolcador impulsado a GNL, que representa varios beneficios ambientales ya que con este combustible “las emisiones de azufre y de partículas se reducen prácticamente a cero”, destacó.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Facebook
Twitter
LinkedIn
Instagram