Tecnología en comercio exterior ¿fin de los intermediarios?

0 167

Las nuevas herramientas basadas en tecnología son sin duda una gran ayuda para hacer más eficiente los procesos de cada actor en la larga cadena que atraviesan las exportaciones e importaciones para llegar en tiempo y forma a su lugar de destino. A su vez no dejan de plantear una gran incógnita en el mundo del trabajo.

Fernando Terrile, Director de Airaldi SHC

Para conocer cómo están impactando las nuevas tecnologías en la gestión del empleo, dialogamos con Fernando TerrileDirector de Airaldi SHC, consultora recientemente convertida en representante de la firma global Ema Partners: 

 

– ¿En qué se focalizan hoy las búsquedas de personal?

– Cuando las empresas nos piden personal para las áreas de Importaciones y Exportaciones, cada vez más nos solicitan gente con experiencia en determinados sistemas de gestión, como el sistema “TradeLens”, o experiencia en SAP.

Estos conocimientos no se adquieren en las universidades, sino con la práctica en los trabajos, lo que genera un bache para los recién egresados. Creo que las carreras de grado deberían formar no solo en lo teórico, sino también en lo práctico. Las universidades deberían juntarse con las empresas y trabajar programas de capacitación conjunta.

– ¿Cuáles cree que serán los principales cambios que producirá la tecnología en el comercio global? 

– El comercio exterior es un rubro con muchos intermediarios que con las nuevas tecnologías van a tener que replantearse sus negocios y buscar otra forma de generar valor en sus clientes. La tecnología tiende a eliminar la intermediación y a poner al alcance de la mano el flujo de información al usuario. Por eso, creo que las nuevas generaciones van a tener que ser “Centauros”, es decir, el hombre y la tecnología unidos para potenciarse mutuamente.

– ¿Y cuál será el escenario laboral para los próximos años?

– En el futuro, las próximas generaciones van a disponer de un flujo de información y una forma de trabajar muy distinta a la que solíamos hacer nosotros hace 10 años. Las próximas generaciones van a tener que saber de sistemas, administrar información y cómo integrar los mismos. Por otro lado, van a tener como principal tarea el cómo centrar su mirada al cliente interno y externo para dar un mejor servicio. Con los nuevos flujos de información y el reemplazo de los sistemas en la gestión de información, será eso lo que verdaderamente se valore.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Facebook
Twitter
LinkedIn
Instagram