Una rebanada de Londres

0 58

Una porción de una de las mejores tradiciones británicas se encuentra en la ceremonia de tomar el té de la tarde en el Ritz. La mejor rebanada de la vida londinense puede tener lugar en el sitio que, cuando abrió sus puertas por primera vez el 24 de mayo de 1906, fue para ser considerado uno de los mejores hoteles del mundo. Concebido por el famoso hotelero César Ritz con el objetivo de convertirse en el mejor destino para los huéspedes que buscan alojarse en el hotel más lujoso de la tierra, no se ahorraron gastos en sus opulentos interiores y lujosos muebles.

La idea de tomar el té por las tardes tienen su origen en las épocas en que los ingleses comenzaron a cosechar el té que sustrajeron de China por el siglo XVIII. Las familias más acaudaladas que podían adquirir las hierbas, iniciaron esa tradición, inicialmente a las 4 de la tarde. La costumbre se postergó una hora en épocas de la Revolución Industrial con el objetivo de hacer partícipes a los trabajadores a la salida de sus empleos.

La tradición se mantiene y la competencia por los sitios emblemáticos en la más clásica Londres compite por prestigio y propuesta. Pero, siempre nos quedará el Ritz…

Choque de tazas

Cuando la hora del té se empezó a convertir en rutina británica, se lo comenzó a acompañar por bocados dulces y salados. Es esa práctica la que lleva al Ritz hasta las nubes.

En su Palm Court se encuentra una selección de sándwiches finamente cortados, bollos recién horneados con crema de Cornualles y conservas de frutilla, y una deliciosa variedad de pasteles y tartas.  El salón está ubicado entre dos palmeras, unos pocos pasos más altos que el resto de la planta baja del hotel, como un escenario, donde todos escuchan el tintineo del pianista en vivo y la voz de la soprano Miranda Heldt algunas tardes de lunes a viernes.

Además de 18 tipos diferentes de té de hojas sueltas para elegir, ¿por qué no tomar una copa de champán para darle un toque extra a la ocasión?

Este té tradicional de la tarde en Piccadilly se sirve en el espectacular Palm Court, con brillantes candelabros y elegantes espejos, que le dan un toque elegante y ligero a la estancia.

El Ritz es el único hotel en el Reino Unido que cuenta con un Tea Sommelier, Giandomenico Scanu, que viaja por todo el mundo a varias plantaciones de té para obtener la mejor selección de tés disponibles. De hecho, el hotel cuenta con el Ritz Royal Blend Tea, solo disponible allí.

Hay un código de vestimenta (nos sentiríamos decepcionados si no lo hubiera): los hombres deben usar saco y corbata, las mujeres tienen informales pero elegentes. Confiscarán los vaqueros y los entrenadores a la vista. Con cinco sesiones diarias, de 11:30 a 19:30, la operación de té Ritz está muy bien aceitada, al tiempo que evita que los comensales se apresuren.

El placer es mágico, incluso los pequeños pájaros que llegan graciosamente flemáticos a comer algunas de las migas.

Por Flavia Tomaello, especial para Newsbiz.

 

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Facebook
Twitter
LinkedIn
Instagram