Usina Cafetera se expande con un cuarto local en Palermo

0 95

La tienda de café de especialidad, nacida en el año 2015, cuenta con dos locales propios en los barrios de Villa Urquiza y Recoleta y un reciente local franquiciado en San Isidro. Su segunda franquicia, y cuarto local, acaba de abrir en Palermo. Usina Cafetera encontró en el sabor en su café de especialidad y en su pastelería de calidad la ecuación perfecta para el crecimiento.

Esta tienda es la segunda franquicia que desarrolla la marca, apostando al crecimiento de su original proyecto. El nuevo local de Palermo está ubicado en la esquina de Cabello y Paunero, una zona con un consagrado polo gastronómico que combina muy bien con la propuesta de la Usina Cafetera: café de autor y pastelería exquisita.

La expansión de la marca se enfoca en no perder la calidad de los productos, los sabores y las recetas, atributos tan característicos y muy elegidos por sus clientes. Por eso, sus fundadores están presentes en cada detalle, acompañando a los nuevos locales.

Por otro lado, Usina Cafetera continua un modelo de negocio sustentable, emprendiendo desde el expertise, con continua capacitación a sus empleados y franquiciados, y con manuales de procedimientos que hace que los productos sean iguales de exquisitos en cada local, sin perder el concepto inicial de cafetería de barrio. La marca innova desde las técnicas de preparación, sumando cuatro métodos de café filtrado a las clásicas máquinas espresso, los que sus baristas siempre están listos para preparar en el momento.

Además, ofrece una carta muy amplia y variada de pastelería casera que complementa a la perfección a sus bebidas y también cuentan con opciones saladas para los almuerzos, llegan a la mesa sabrosas tartas y ensaladas, pastas, hamburguesas, sandwiches, bagels, croque monsieur, croque madame y omellettes, entre otros platos fáciles de comer y disfrutar.

Sus dueños y fundadores, Emiliano Escudero (Relacionista Público) e Ignacio Oporto (Relacionista Público y Barista), son dos emprendedores, amantes de los viajes, que han logrado reunir en cada una de sus propuestas ideas inspiradoras de sus aventuras por el mundo, trayendo influencias de Colombia, Italia, París y Nueva York, para volcarlas en sus ambientaciones y recetas.

El cuarto local, ubicado en Cabello 3401, afianza el crecimiento de la marca, demostrando que la solidez del negocio y el buen producto pueden sobrevivir, incluso, a épocas tan difíciles como las del aislamiento social por COVID-19.

 

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Facebook
Twitter
LinkedIn
Instagram