Claves para desarrollar analíticas efectivas en proyectos de capacitación corporativa

0 198

Contar con las analíticas correctas en el marco de proyectos de formación de e-learning y blended learning, permite fortalecer la gestión del talento corporativo. Siguiendo de cerca la evolución de un plan de capacitación, es posible optimizarlo o corregirlo en el momento exacto y preciso, para poder garantizar objetivos y un mayor impacto en los resultados de negocio.

En el caso de quienes se están capacitando, ofrece la posibilidad de desarrollar un seguimiento profundo del desempeño de cada trabajador, personalizando su formación de acuerdo a necesidades particulares.

La capacidad de customizar el aprendizaje a partir de los datos de rendimiento de cada individuo, es una ventaja central, ya que la personalización hoy es un valor agregado para las personas. Por consiguiente, también resulta un factor central para avanzar en la fidelización de los alumnos y generar las condiciones óptimas para que se produzca el denominado ‘engagement’ o compromiso con el proceso de adquisición de conocimientos y competencias.

Por Pablo Raganato Director Comercial de e-ABC Learning

Obtener información en relación a las interacciones e incidencias que se producen en el marco de la evolución de una instancia de entrenamiento, es esencial para poder desarrollarla en forma efectiva y conducirla a la obtención de los resultados esperados. Más aún cuando se esté gestionando el aprendizaje de un gran volumen de personas.

Por el contrario, si no se incorporan herramientas de análisis a una capacitación, se estarán generando las siguientes condiciones:

  • Ausencia de indicadores en general.
  • Imposibilidad de analizar, valorar y realizar ajustes en un plan de capacitación.
  • Altas probabilidades de disminuir el nivel de productividad de las organizaciones y el logro de sus objetivos.
  • Impacto negativo en la competitividad a mediano y largo plazo.

Para una empresa, contar con datos analíticos es vital para:

  • Analizar el desempeño de sus equipos, y de cada profesional y trabajador en particular.
  • Resolver problemáticas antes de que tengan impacto sobre la operación y los resultados de negocio.
  • Guiar y motivar a los participantes de una capacitación a través de un aprendizaje personalizado.
  • Mejorar los procesos de enseñanza y aprendizaje.
  • Aumentar la retención en la incorporación de conocimientos y competencias.
  • Obtener y medir información relevante sobre cursos o entrenamientos, y también sobre el desempeño e interacción de los participantes y tutores, que ayuden a enriquecer las estrategias utilizadas y mejorar los procesos.
  • Identificar a los usuarios en riesgo y  predecir el abandono conociendo los factores que han llevado a esa situación.

Los análisis de mercado confirman la tendencia. Más del 70% de las empresas consultadas en el marco de la “Encuesta de Remuneraciones de Mercado General 2017 + Proyecciones 2018 – Tendencias en Compensaciones y Beneficios”, desarrollada por PwC, utilizan métricas de Recursos Humanos, entre las que se encuentran las horas de capacitación por empleado. “El uso de indicadores se convierte en una herramienta clave para identificar brechas y oportunidades”, señalan los autores del reporte de PwC, destacando que el buen uso de los datos disponibles representa un desafío y una oportunidad.

 

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Facebook
Twitter
LinkedIn
Instagram