Criptomonedas: ¿Es un buen momento para comprar Bitcoins?

0 82

Comprar cuando sube y vender cuando baja. Esa parecería ser la clave que usan muchos argentinos a la hora de invertir los ahorros. Lo que en el fondo significa es subirse a la ola de lo que están haciendo los demás. Minimiza el riesgo psicológico de “hacer algo distinto y quedar expuesto a equivocarse”. Ocurre con el dólar cada vez que se dispara, nos agarra una psicosis por comprar, sin analizar demasiado las causas, o las consecuencias.

El razonamiento que se escucha en esos casos es “nadie perdió comprando dólares en nuestro país”. Pero seguiría siendo igual de válido en los días en que baja. Pues se lo escucha muy poco.

La estrategia de comprar cuando sube y vender cuando baja rara vez da resultados. De hecho, hacer exactamente lo opuesto es lo que recomiendan muchos especialistas financieros. Pero siempre está la opción de insultar a la inversión en sí, no al inversor que carecía de un plan.

Sube y Baja

Lo mismo está ocurriendo con el Bitcoin y las criptomonedas. Hacia finales del año pasado (2017) muchos se enteraron que existían las criptomonedas, entonces salieron despedidos a comprar. Y muchos quedaron heridos con la drástica caída del 80% en pocos meses. Se juraron no volver a invertir en critipomonedas en su vida. Y es entendible, hasta cierto punto. Lo que falló fue el plan, la estrategia, comprar pensando que solo iba a subir.

Por Gonzalo Arzuaga Creador de Terrifico Capital

Bitcoin es un activo financiero

En inglés se dice “asset class” y Bitcoin abrió la categoría de criptomonedas en los portafolios de inversión de los fondos institucionales. Ellos ya están acostumbrados a diversificar en distintas monedas, activos de varios países, acciones que cotizan en bolsa en distintos mercados, commodities como el petróleo o granos, oro, etc.

Bitcoin fue creado hace 10 años pero recién en los últimos meses empezó a gozar de mayor credibilidad. Hasta entonces era considerado solamente un juego, un experimento de nerds, algo extermadamente difícil de entender y que tenía nulas chances de ser exitoso. El tiempo, y los usuarios haciendo transferencias reales, lo fueron convirtiendo en un jugador de peso cada vez más. Difícil de negar por las autoridades gubernamentales de cualquier país del mundo. Argentina no se quedó atrás, el BCRA se expidió que como no era moneda de curso legal, no estaba prohibida, iba a ser tratada como cualquier moneda extranjera. La AFIP también se expidió: las criptomonedas tienen que pagar ganancias.

Algunas claves

Lo importante de entender a nivel de lineamientos, son dos cuestiones:

  1. No invertir en criptomonedas el dinero que se va a necesitar muy pronto (en los próximos 6 meses). Ya sea para pagar las expensas, las vacaciones, o el supermercado el fin de semana que viene.
  2. Sólo invertir aquel monto de dinero que se esté dispuesto a perder. Todo, el 100%. Si se va a estar mirando el precio del Bitcoin cada 10 minutos, entonces compró demasiado.

¿Compro ahora que bajó?

La respuesta directa es: depende. La clave es el horizonte temporal en el que uno analiza una inversión financiera. Los argentinos tenemos la cintura preparada para el cortísimo plazo, lo cual hace muy difícil de creer que alguien piensa invertir por los próximos 10 años. Y no mirar, ni tocar, esa inversión hasta el 2028.

A fines de 2017 el Bitcoin valía 19.000 dólares cada uno. Hoy, si encima lo miramos en pesos, esos 4.000 dólares se convierten en 160.000 pesos aproximadamente. Vale destacar que puedo comprar fracciones, no hace falta comprar 1 bitcoin entero. Se pueden comprar montos muy pequeños para empezar, por ejemplo “dame 500 pesos en Bitcoin” como quien antes iba al kiosco a comprar caramelos.

De todas formas, la respuesta a la pregunta tiene 2 partes:

1) ¿Confias en que en el futuro el mundo va a ser más digital que hoy? Entonces naturalmente el dinero va a ser cada vez más digital, y con los años nos vamos a dar cuenta que homebanking no era precisamente dinero digital.

2) ¿Estás pensando realmente en el largo plazo, en muchos años, en lo que vas a dejarle a tus hijos? Entonces comprá, un poquito, algo, para empezar a acercarte a algo que varios, entre los que me incluyo, creemos que quizá en 10 años pueda valer un millón de dólares cada Bitcoin. La pregunta más común es: “Si no podés usar Bitcoin para pagarle a nadie, ¿para qué vas a comprarte uno?”. Más allá de la especulación con el crecimiento vertiginoso de su precio, habrá que enfocar más el ojo en las transformaciones profundas que va a tener la sociedad en su conjunto cuando tener Bitcoin y muchas otras criptomonedas sea una obviedad. En 2018 ya no nadie pregunta “¿tenés email?”, “¿tenés teléfono celular?” o “¿usás Whatsapp?” sino que ya se lo da por obvio: “dame tu correo” o “pasame tu Whatsapp”. Lo mismo va a suceder con Bitcoin y las criptomonedas, solo que para eso faltan todavía algunos años.

Y si se decide invertir en esto nuevo, ser muy cuidadoso, empezar con poco. Lo mejor es invertir tiempo para aprender, acercarse, conocerlo. Y recién ahí con más confianza en lo que se aprendió, decidir si invertir o no, y cuanto. Tu hijos algún día te lo agradecerán.

 

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Facebook
Twitter
LinkedIn
Instagram