Devaluación, inflación, salarios: el tren argentino

0 214

El FMI le dará los dólares al próximo gobierno, que aplicará la receta inversa a Cambiemos: que la economía crezca y que baje la inflación.

El jueves se conoció el dato de la inflación de agosto que capturaba el impacto de la devaluación post PASO en las últimas semanas. El 4% de inflación mensual que midió Indec anticipa una suba más fuerte para septiembre ya que la devaluación mensual en las últimas semanas de agosto promedió el 11%. Además las medidas de control cambiario resultaron laxas y derivaron en una ampliación de la brecha entre el dólar oficial ($AR/USD 57) y aquel implícito en las operaciones financieras que implican cambiar pesos por dólares ($AR/USD 65): esa brecha marcará también la suba de precios en septiembre. Según estimaciones privadas, la inflación cerrará el año en torno al 60%.

Mara Pedrazzoli Economista del Centro Cultural de la Cooperación (CCC)

Los datos de Indec mostraron una fuerte incidencia de la devaluación sobre el precio de los productos de consumo esencial para la población: leches y otros lácteos subieron 85% entre agosto de 2019 y 2018, medicamentos 84% anual, aceites un 72%, el pan 58%, carnes 56%, electricidad y gas 56%.

El mismo jueves 12 la Cámara de Diputados discutía la Emergencia Alimentaria: el incremento de un 50% (no de un 60% u 80%) en las partidas presupuestarias vigentes correspondientes a políticas de alimentación y nutrición. La media sanción recibida en las tres horas de sesión, con apoyo de legisladores oficialistas, tendrá un costo fiscal estimado de USD 200 millones. En el primer semestre del año, previo a las PASO, empresas y clase media fugaron del país USD 11.000 millones. Pese a la agilidad de la sesión resaltada por los medios, la media sanción no resultó gratis: en primer lugar, para los 4,5 millones de nuevos pobres que tiene el país desde 2018 y, en segundo lugar, para los movimientos sociales que defienden sus derechos y fueron violentamente reprimidos en calle 9 de julio el día miércoles.

En el primer semestre de 2019 la tasa de pobreza alcanzó al 35% de la población argentina, según datos de Indec. Especialistas estiman que dicho registro bordeará el 40% a fines de año. En tanto, mediciones complementarias, como la que desarrolla la Universidad Católica Argentina, reflejan una tasa de pobreza del 52% entre la población más vulnerable: los menores a 17 años.

La pregunta para el próximo gobierno es cómo frenar esta avanzada inflacionaria, vinculada a la devaluación cambiaria, vinculada en buena medida a la especulación financiera –y otros hitos de Cambiemos, como la dolarización de las tarifas de servicios públicos. Alberto Fernández viajó el miércoles a Tucumán y empezó a negociar con la CGT y la UIA el marco de un acuerdo para congelar subas de precios durante los primeros 180 días de su gobierno. Eso ayudará a recomponer el poder de compra de los salarios, moderando las subas en paritarias. Los controles de precios serían estrictos en el caso de bienes sensibles: alimentos, gas, electricidad, agua, medicina prepaga y naftas.

A su vez, Cambiemos accedió a pagar un bono de $5.000 para empleados nacionales, de $3.000 para bonaerenses (excluyendo docentes) y negociarán la semana próxima un aumento por única vez para  trabajadores del sector privado.

Al igual que en 2017 y 2018, este año las paritarias cerraron detrás de la inflación. Fue novedosa la implementación de ajustes trimestrales en 2019; en lugar de subas anuales o semestrales. Ese mecanismo podría acortarse si la inflación no se estabiliza: pasar a ajustes mensuales, lo cual contribuiría a su vez a que la inflación se torne más volátil. Es un tema complejo que requiere el desarrollo de políticas coordinadas con diferentes horizontes de plazo: recomposición salarial y estabilidad cambiaria en el corto plazo, se necesitan dólares para calmar al tipo de cambio (celebramos la postergación del giro del FMI) y regulaciones, también evitar en el mediano plazo otra modificación de los ajustes en paritarias y lograr que la economía crezca, lo cual exige los dos primeros requisitos para reactivar el mercado interno.

LA INFLACIÓN LE GANA A LOS SALARIOS.

Evolución del poder adquisitivo de los salarios del sector privado registrado, % var. anual

Fuente: Elaboración propia en base a INDEC.

DEVALUACIÓN Y SERVICIOS PÚBLICOS.

Incidencia de los items de precios sobre la inflación total mensual en GBA.

Fuente: Elaboración propia en base a INDEC.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Facebook
Twitter
LinkedIn
Instagram