Liberar el comando ¿Cómo crecer y pagar la deuda?

0 309

En sus primeros minutos de gobierno luego de las elecciones presidenciales, el equipo económico de Cambiemos endureció rudamente los controles cambiarios. Al pasar de un límite pre-electoral de USD 10.000 a uno de USD 200 por mes para la compra de divisas por vía bancaria, dejó en claro su irresponsabilidad e insensibilidad política: para con nosotros. Misma imprudencia mostraron con la toma de deuda externa.

Pasados cuatro años de libre cambio de divisas, las regulaciones llegaron una vez que el Banco Central no tiene dólares, como si nadie hubiese podido advertir esa tendencia. La capacidad de frenar la devaluación cambiaria sin la intervención del BCRA para contener las expectativas de mercado es muy reducida, máxime en un contexto inflacionario.

Mara Pedrazzoli Economista del Centro Cultural de la Cooperación (CCC)

La efectividad de los controles cambiarios depende de la disminución del grado de improvisación de la política. Mejores regulaciones, encaminadas a institucionalizar un desdoblamiento del mercado cambiario (uno libre para las operaciones financieras y el turismo, y otro regulado para el comercio) permitirían eliminar las brechas que hoy promueven algunas operaciones de cambio que alternan entre un dólar financiero implícito y el dólar oficial. El “efecto aprendizaje” en términos regulatorios también obra del lado de la política (del lado del bienestar popular).

En noviembre y diciembre se esperan nuevos aumentos de precios, ahora que la campaña electoral terminó. Expiraron los programas como el “precios esenciales”, de modo que la Secretaría de Comercio Interior autorizó subas del orden del 13% en alimentos esenciales (arroz, fideos, harina, aceite, yerba, etc.); únicamente la leche mantendrá su precio fijo. Otros incrementos autorizados fueron el precio de la nafta en un 5% (terminado el acuerdo de congelamiento por tres meses post-PASO), la tarifa de telefonía móvil entre 7 y 24% en noviembre (cuarto incremento en el año) y el servicio de las prepagas que aumentará 12% a partir de diciembre (completando una suba de 60% en el año). En la provincia de Buenos Aires, la electricidad volverá a pagarse más cara a partir de enero de 2020, tal como indicó María Eugenia Vidal.

En la reunión del Comité de Política Monetaria del Banco Central el día jueves de fines de octubre, el oficialismo también sancionó un brusco recorte de la tasa de interés de las Leliq: de 97 puntos básicos, hasta ubicarse en 67% anual. No demoraron en llegar las críticas por llevar el rendimiento en pesos por debajo de la inflación anual esperada, incitando así la dolarización de los ahorros.

Hay sectores de la sociedad (como los representantes, o representados, del gobierno actual) que no están dispuestos a cooperar para lograr un bienestar popular.

El Banco Central dispone actualmente de reservas netas por USD 11.000 millones (reservas que puede usar a discreción), debiendo enfrentar vencimientos por USD 4.000 millones antes de fin de año, según informa la consultora CESUR. Pese a que los controles cambiaron redundaron en una baja del precio del dólar (de nada menos que $ 1,65 en la semana post-electoral) y del volumen operado, no podemos decir que las tensiones cambiarias desaparecen.

Estabilizar el tipo de cambio sin reservas requerirá de un acuerdo “rápido” con quita “pequeña” con el FMI; tal como señaló el economista Eduardo Levy Yeyati, titular de la consultora Elypsis, en una de las primeras menciones públicas a la quita de deuda. El día viernes, Donald Trump se comunicó telefónicamente con Alberto Fernández y expresó su apoyo para mediar con el FMI.

Los acuerdos de precios con el sector privado argentino también jugarán un rol importante para calmar la espiral de precios, al igual que las garantías de los exportadores de liquidar divisas. Generar las condiciones para crecer, siendo que el crecimiento económico es esencial a su vez para la sostenibilidad de las mismas, será la tarea del nuevo equipo económico de gobierno para todos.

 

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Facebook
Twitter
LinkedIn
Instagram