Un modelo para garantizar la reconversión profesional en tiempos de automatización

0 275

A partir de un reconocimiento de los cambios dinámicos que está experimentando el mundo del trabajo, y la corta vida útil que tienen las habilidades que se adquieren a lo largo de la actividad laboral, el reciente reporte Workplace Learning Report de Linkedin Learning se refiere a skill gaps o brechas de habilidades; en el marco de las cuáles las empresas luchan por mantenerse a la vanguardia, tratando de aferrarse a sus mejores talentos y batallando por ocupar posiciones claves, mientras las personas asumen la importancia de conservar su relevancia en tiempos de automatización.

En un contexto laboral altamente competitivo, dinámico y evolutivo, donde las habilidades del futuro tienen que comenzar a adquirirse hoy, el modelo de Universidad Corporativa surge como una respuesta eficiente a los desafíos actuales, proporcionando una experiencia de aprendizaje innovadora, con resultados medibles en forma transparente y concreta, que permiten mejorar los índices de cumplimiento de los objetivos de negocio de cada empresa.

Por Daniel Wilner Director General de élogos SurLatam

Este es un modelo que permite monitorear las necesidades formativas de cada uno de los miembros de una empresa, y de los equipos en general, tanto en términos de adquisición de competencias como de reconversión profesional, dando respuestas de acuerdo a las necesidades de cada organización.

Pero para que la implementación de un modelo de Universidad Corporativa sea exitoso, se deben atender cuatro requisitos fundamentales:

  1. adaptarse a la realidad, necesidades y objetivos de cada organización;
  2. permitir planificar, administrar y controlar todos los esfuerzos de capacitación de una empresa;
  3. gestionar las prioridades, presupuestos, recursos y disponibilidad del personal de una organización, como así también de sus colaboradores externos; y
  4. acompañar la transferencia al puesto de trabajo de las nuevas habilidades, asegurándose de contar con las herramientas que midan y ayuden a garantizar esta transferencia.

De esta manera, la empresa sienta las bases para tener directrices claras en lo que se refiere a la capacitación, su organización, implementación y gobierno, respondiendo a las necesidades del negocio y administrando el presupuesto de formación, para así dar visibilidad a la alta dirección; a través de una propuesta escalable que acompañe su crecimiento.

 

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Facebook
Twitter
LinkedIn
Instagram