¿Vamos juntos? Las demandas sociales en CABA se emparentan a las de las provincias

1 120

Apenas inicia 2019 y la vorágine propia de un año electoral comienza con más urgencia para los bloques que integran el oficialismo. Sucede que los balances sociales, políticos y económicos del año finalizado distan de las promesas de campaña que el gobierno en 2015 auguró, y la imagen del gobernador porteño cae en consecuencia de los desaciertos del Presidente. Entonces ¿podrá Horacio Rodríguez Larreta revalidar el triunfo que mantiene desde 2007 en la Ciudad?

Horario le suma a Mauricio y Mauricio le suma a Horacio”, aseguraron desde la gestión del gobernador porteño a La Política Online (LPO), el 6 de enero. Sin embargo, los porcentajes que describen la situación de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires (CABA) no guardan consonancia con las expectativas que sembraron los ciudadanos del distrito que enraíza el núcleo duro del Presidente: según los últimos datos del INDEC, en Capital Federal la pobreza subió al 16 por ciento en el primer trimestre de 2018, contra un 14,9 por ciento indicado en el mismo período del año anterior. El organismo señaló también que en el último trimestre del año pasado se produjo un aumento de 0,7 por ciento del desempleo, ubicado en un 9 por ciento. Su último dato publicado, poco alentador, fue una inflación acumulada de 47,6 por ciento, la más alta en 27 años.

Además, hilado a la caída de la economía, de acuerdo a la Cámara Argentina de Comercio y Servicios (CAC), se registró un alza interanual del 57 por ciento de locales sin actividad entre noviembre y diciembre. Al mismo tiempo, el rubro inmobiliario disminuyó un 45,8 por ciento y las operaciones con créditos hipotecarios un 88 por ciento, según datos del Colegio de Escribanos. El panorama se complementa con aumentos tarifarios insostenibles, la mayor devaluación desde 2002, más de 200 mil empleos perdidos y una problemática que termina por empantanar el terreno y pronunciar la curva: el creciente número de femicidios y denuncias por violencia de género.

Nazarena Lomagno Integrante del departamento de economía política Centro Cultural de la Cooperación

Propuesta Republicana (PRO) supo cautivar a su electorado hegemónico durante doce años con un diseño, estructura y administración de CABA amoldada a una agenda particular, que encuentra diferencias con la del electorado provincial. Pero el plano socioeconómico se ha empobrecido y las demandas ante el Estado para recuperar la estabilidad lograron penetrar en el epicentro de sus votantes: la clase media. Frente a este escenario, y un 61,5 por ciento de imagen negativa del Presidente según la consultora Gustavo Córdoba y Asociados, los comicios de 2019 presentarían para Horacio Rodríguez Larreta -en distintas escalas- el mismo dilema que atraviesa su colega María Eugenia Vidal en la provincia: desdoblar o no las elecciones.

Desde la gestión del gobernador transmitieron a LPO que las elecciones unificadas “son el panorama más realista”. De hecho, a principios de enero el presidente Mauricio Macri se reunió en Villa la Angostura junto a Larreta y los gobernadores de Jujuy, Gerardo Morales, y de Mendoza, Alfredo Cornejo, para insistir con la posibilidad de una unificación y el 21 del mismo mes, el vicejefe del gobierno porteño, Diego Santilli, sostuvo en diálogo con Radio Continental que “tener seis elecciones en un año en la Ciudad era un poquito fuerte”, en referencia a las dos PASO, las dos generales y dos posibles balotaje.   

Asi mismo, Santilli agregó que la decisión de plegarse o dividirse del calendario nacional será tomada “en las próximas semanas”, por tanto la estrategia política aún no contempla un modus operandi determinado. El jefe de gobierno aseguró estar enfocado en “la gestión y en la cantidad de proyectos que están en plena ejecución” y que “no hay apuro” para tomar la decisión. Un dirigente que pareciera expresar tranquilidad de cara a los comicios, pero no se atreve a tener la última palabra, ¿tiene las elecciones aseguradas de la mano del Presidente?

1 comentario
  1. Carlos dice

    por mi parte no les voy a dar mi voto a ninguno de los dos ,estoy totalmente decepcionado y una vez más me ciento engañado (y van¡¡¡¡) así que veré las propuestas alternativas

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Facebook
Twitter
LinkedIn
Instagram